.

Enlaces

Enlaces

 

Aristegui Noticias

Observador Ciudadano, Portal informativo

Los Gobernados

Revista SinEmbargo

Difusión Morena

El Totonacapan

InfoNexo


Puebla
e-Consulta, Puebla


Jalisco
Semanario Consulta Pública


Yucatán
La Jonada Maya


Chiapas
Diario de Chiapas en Línea


Quintana Roo
Prensa de Quintana Roo

Tabasco

El Independiente digital del sureste

Unión Latinoamericana de agencias de noticias

Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales

Red de Bibliotecas Virtuales de CLACSO

Univisión

La Historia del Día

Ecuador Libre

Liberation


Periodistas en Línea Org.

Periodismo humano

 

 

 

DesInormemonos

Revista Con Lua

Semanario Conciencia Pública. Jalisco

#########

Revista República

CONAPE

Blogosfera
Blogosfera

Blog Pulso Crítico en Veracruz
Bitácora, artículos de J. Enrique Olivera Arce

Visitas: 178,067

Partidos opositores. Juntos pero no revueltos

Peña Nieto y la crisis

Meando fuera del tiesto

Los primeros 100 días, percepción

Tiempo al tiempo

Yunes Linares, desesperación e impotencia

¿Y la entrega y recepción?

Alternancia, entre poder y no poder

Veracruz: MORENA vs. PAN-PRD

¿Unidad Nacional frente a Trump?

Yunes Linares en la encrucijada

 

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Caso Duarte, el gran distractor

El beneplácito social por la captura de Javier Duarte se dejó sentir en todo el territorio nacional, empero, de la mano de un justificado “sospechosismo” que ya destacados analistas políticos se han encargado de destacar y a los que Peña Nieto respondiera con un “No hay chile que les embone…”.

La crisis de credibilidad que arrastra el país, pesa más que el discurso oficial. La reacción social ante el mensaje con el que el presidente Peña Nieto pusiera de manifiesto la fuerza del régimen contra la corrupción, ejemplarizando con la las recientes capturas de los ex gobernadores de extracción priísta, Javier Duarte, de Veracruz y de Tamaulipas, Tomás Yarrignton, fue de escepticismo y de sospecha de un arreglo en lo oscurito garantizando el silencio de los detenidos.

No podía esperarse otra cosa. La credibilidad y desconfianza en las instituciones encargadas de procurar y administrar la justicia en el país, ganada a pulso por el régimen político mexicano da para mucho. Y si bien es de aplaudirse el que el gobierno haga su trabajo, la opacidad de sus acciones da lugar a duda sobre su eficiencia y eficacia.

Con mucha mayor razón cuando estas acciones se politizan, sirviendo de marco a intereses electorales en juego, como podría ser el caso de los presuntos saqueadores hoy a resguardo de las autoridades. Pareciendo que el objetivo último en tiempo y forma de las detenciones de marras es lo mismo de un acto propagandístico a favor del partido en el gobierno ante los próximos comicios en Edomex, Veracruz, Nayarit y Coahuila, que el de un gran distractor tras el cual ocultar el fracaso gubernamental tanto en el combate a la corrupción e impunidad como en materia de seguridad pública, talones de Aquiles del Estado mexicano.

Cortina de humo que más allá de las consecuencias ulteriores que ameriten los aún presuntos actos delictivos de Javier Duarte y Tomás Yarrington, también opera a favor de distraer la atención de la sociedad en lo referente al pobre desempeño de la economía nacional reflejada en el bolsillo de las mayorías empobrecidas.

Esto en el orden nacional. Por lo que toca a Veracruz, la detención del ex gobernador Duarte de Ochoa, no deja de ser parte del show mediático con el que Miguel Ángel Yunes Linares pretende justificar su empeño tanto por restablecer el estado de derecho en la entidad como del rescate de una administración pública quebrada, sin pies ni cabeza. El énfasis de la prensa estatal por destacar lo que la gente quiere escuchar, obviando la problemática toral de un Veracruz de rodillas, lo refleja.- Ver Texto completo

 
 
Soberanía popular
Flor y Canto
Redes Universitarias
Zapateando
Monero Hernández

 
tlanestli
Martínez-Noticitrus
Va Tuxpan
Noticias de Veracruz
CIAC Sotavento