.

Enlaces

Enlaces

 

Aristegui Noticias

Observador Ciudadano, Portal informativo

Los Gobernados

Revista SinEmbargo

Difusión Morena

El Totonacapan

InfoNexo


Puebla
e-Consulta, Puebla


Jalisco
Semanario Consulta Pública


Yucatán
La Jonada Maya


Chiapas
Diario de Chiapas en Línea


Quintana Roo
Prensa de Quintana Roo

Tabasco

El Independiente digital del sureste

Unión Latinoamericana de agencias de noticias

Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales

Red de Bibliotecas Virtuales de CLACSO

Univisión

La Historia del Día

Ecuador Libre

Liberation


Periodistas en Línea Org.

Periodismo humano

 

 

 

DesInormemonos

Revista Con Lua

Semanario Conciencia Pública. Jalisco

#########

Revista República

CONAPE

Blogosfera
Blogosfera

Blog Pulso Crítico en Veracruz
Bitácora, artículos de J. Enrique Olivera Arce

Visitas: 179,153

Más circo y menos pan

Sin Retorno

La crisis si se ve, se siente y se escucha

Segunda vuelta

¿Peras al olmo para el 2018?

Veracruz: pobreza comicial

¿Al diablo las instituciones?

4 de junio: los patos tirándole a las escopetas

El ya basta del “populismo”

Cinco meses perdidos. El tiempo no perdona

Lumpen-política

Caso Duarte, el gran distractor

 

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

“Es la economía…” gobernador

Lo evidente mata especulación. Es tal el deterioro y retroceso que en todos los órdenes acusa Veracruz que el discurso especulativo de una clase política corta de miras, encabezada por el gobernador de la entidad, resulta superfluo frente a la terca realidad. Perdida en dimes y diretes en torno al destino último del saqueador de moda  y sus cómplices, no alcanzan a percibir que más importante y relevante para los veracruzanos es la incertidumbre frente a lo que el futuro nos depara que un pasado que ya se fue, que ya no está más que en el herramental con el que se manipula morbo, ignorancia  y sed de venganza en pro de oscuros intereses.

Pasado ominoso que operando como distractor, cortina de humo que pretende ocultar la terca realidad de desigualdad, pobreza, exclusión e inseguridad que acompañan a una economía que se va a pique y, frente a la cual, la incapacidad de los tres órdenes de gobierno para paliarla, es más que evidente; antes al contrario, auspiciando su profundización la ignoran o se sirven de esta para, en río revuelto, satisfacer intereses particulares o de grupo que atentan contra soberanía e independencia nacionales.

Es por ello que llama la atención el que Don Miguel Ángel Yunes Linares afirme que el “affaire” Duarte de Ochoa es tema de primer orden en la vida nacional, cuando no es así. El seguir dándole vueltas a la noria en torno al ex gobernador de Veracruz y sus presuntos cómplices, incluida esposa y amantes, cuando éste ya está a buen recaudo como “vinculado a proceso”, figura únicamente como prioridad en quien confunde venganza con buen gobierno.

Un escándalo más en suelo patrio de los muchos que empañan la vida de la nación, reflejo, insisto, del agotamiento de un régimen político caduco cuya legitimidad se cuestiona cotidianamente.

Para aquellos medianamente informados y para quienes padecen la precariedad de un salario venido a menos, en la jerarquización de prioridades está puesto el énfasis en el renglón económico. El modelo adoptado por los gobiernos neoliberales se agotó; las reformas estructurales están operando en contra, y la crisis de una economía que no crece no obtiene respuesta positiva por parte de los aprendices de brujo del gobierno central. Pérdida de empleos y deterioro del poder adquisitivo del salario, aunado al clima de violencia criminal e inseguridad, pesan más en el ánimo del colectivo nacional que un escándalo de corrupción y saqueo que simplemente confirma lo que es de todos conocido.

"El país vive una situación generalizada de desesperación..." (Orlando Delgado Selley, La Jornada 27/07/2017).- Ver texto completo