Semanario Pulso Crítico

 Xalapa, Ver.- Año IX No. 481

 

 

Semana anterior

  Contacto

 

 

Las consultas democráticas

Víctor Flores Olea / La Jornada

Como anunciábamos en nuestro artículo del pasado lunes, la caravana de refugiados que se inició en América Central, que probablemente tuvo una larga preparación, se presenta hoy para México (¿también para Estados Unidos?) como una cuestión política sumamente delicada sobre todo para nosotros, y con mayor razón al inicio del nuevo gobierno con Andrés Manuel López Obrador. Problema también grave para el nuevo presidente mexicano es la decisión de una consulta popular en la que quedó fuera de consideración el aeropuerto de Texcoco y obtuvo la victoria por un amplio margen el de Santa Lucía.

Un buen número de comentaristas, sin duda de alto nivel, han reflejado un cierto optimismo sobre los resultados a mediano y largo plazo de esa decisión en favor de Santa Lucía y sus complementos. Los más ortodoxos de los economistas han sido menos optimistas y mas bien opinan que este cambio inesperado, precisamente en el mediano y largo plazo, traerá consigo para el país una serie de factores adversos al desarrollo, afectándose la confianza y el crédito que México había logrado en los últimos años. Estos especialistas opinan que no hay lugar por el momento a una crisis económica, pero si a una disminución importante del optimismo que parecía prevalecer.

Para quienes apoyaron la opción triunfante en la consulta, el resultado más importante fue el de confirmar la prioridad del Estado sobre los intereses particulares de los inversionistas, lo cual es ciertamente de una gran relevancia en nuestra historia, ya que tiende a debilitar lo que algunos comentaristas vulgares han llamado el "capitalismo de cuates" o, lo que es lo mismo, la estructura esencial del neoliberalismo. 

Por algún lado escuché, en vista de que las criticas más acerbas a la consulta han dicho que el rechazo se debió sobretodo a la premura con que fue realizada, a las imperfecciones técnicas de las preguntas y, sobre todo al desequilibrio geográfico y cuantitativo que arrojó (únicamente respondieron alrededor de un millón de personas de unos cuantos Estados de la República), convirtiendo la misma consulta en algo desequilibrado y no democrático. Los críticos probablemente tienen alguna razón en lo que dicen.

Por supuesto sería muy tarde, a estas alturas, remediar las fallas señaladas. Algunos de estos críticos han dicho que sin duda AMLO ganaría en prestigio y en seriedad si repitiera el ensayo sobre bases más estrictas, sin tomar en cuenta que se originaria un gasto adicional y se perdería aun más tiempo. Añaden por otro lado que AMLO ganaría en legitimidad, asegurándose además que los dueños del dinero se comprometieran, sin vacilación alguna, a someterse al resultado de la encuesta. Desde el punto de vista de AMLO la cuestión seguiría resultando positiva, ya que seguramente ganaría la opción Santa Lucía por la cual votaría la mayor parte de sus seguidores. Esta solución sería sin duda más duradera y sólida, en el aspecto democrático, para el presidente electo. 

La preocupación de muchos seguidores de AMLO no es tanto el resultado de la encuesta, sino que efectivamente se abra una distancia entre los "dueños del dinero" y el presidente  electo, que podría ahondarse en el futuro, quedando en veremos varios de los proyectos de la "Cuarta Transformación". Por supuesto, no son partidarios de la oligarquía mexicana, pero saben bien que solo puede entrarse a una época de real reivindicación de los pobres en la medida en que el país se desarrolle en el futuro para que sea posible hacerles llegar parte importante de esa capitalización.

Claro está que para realizar tal proyecto se requiere que la autoridad política y moral de la sociedad radique en el Estado, que es precisamente lo que AMLO logró en la encuesta con la preferencia de Santa Lucía. La instancia última de las decisiones políticas y económicas pertenece al Estado mexicano y no a la "iniciativa privada", como ha venido ocurriendo en los últimos tiempos. En tal sentido, fue muy oportuna la pregunta a la ciudadanía, pero hubiera sido mucho más eficaz y con menos tropiezos si la consulta se hace con mayor rigor técnico y político. Para el futuro se hubiera legitimado plenamente esa consulta, en favor de AMLO, como una forma de gobierno democrático.

 
 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Agua Electropura "Xallapan