Semanario Pulso Crítico

 Xalapa, Ver.- Año XI No. 590

 

 

Semana anterior

  Contacto

 

 

Bajo La Lupa

¿Cómo van las vacunas de Rusia y China frente a las de EU?

Alfredo Jalife-Rahme / La Jornada

Se intensificó la guerra de las vacunas –reflejo del poder tecnológico de las tres superpotencias globales: EU/Rusia/China– con la adopción precipitada del fármaco estadunidense-alemán de Pfizer/BioNTech por Gran Bretaña (GB), que no la produce, y denominé la Vacuna de la OTAN (https://bit.ly/3gdrwH0).

Los gobernantes de GB y sus pletóricos palafreneros, despúes del fracaso estrepitoso de AstraZeneca (https://bit.ly/39PmfnR), operan su criticada precipitación farmacológica como si se tratara de un despliegue bélico: el mayor desde su guerra de las Malvinas contra Argentina.

Asombra el anhelado control anglosajón, en particular de GB, por las vacunas, cuando ha sido expuesta la extraña vocación del multimillonario Bill Gates: el mayor donador de la muy cuestionada OMS (https://bit.ly/3ggzjnw).

GB se vio obligada a reconocer que sólo podían procurar la mitad de las dosis prometidas, cuando el principal mandamás de Pfizer, Albert Bourla, confesó que no estaba seguro (¡mega-sic!) de que la vacuna de Pfizer impida la transmisión del Covid-19 (https://bit.ly/3lLlXkq).

No se puede soslayar el conflicto de intereses del Big Pharma –Pfizer es el segundo de su top ten– fueron atrapados al lubricar en forma nada científica a 107 médicos que aconsejaron a la FDA sobre 28 medicamentos aprobados (https://bit.ly/3owCwCp).

Casi 70 por ciento de las acciones de Pfizer, con una capitalización de mercado de 207 mil millones de dólares, están controladas por inversionistas institucionales entre quienes destacan los tres principales gigabancos anglosajones nada filantrópicos: Vanguard Group, SSgA y BlackRock (https://cnn.it/3ggBese).

Como era de esperarse, WSJ arremete contra las vacunas competidoras de Rusia y China a las que acusa puerilmente de todos los pecados (https://on.wsj.com/2JPuPZ0).

Conforme aparecen problemas de logística en la cadena de suministro de Pfizer en GB, China toma las cosas con mayor parsimonia con su población que es casi 22 veces mayor a la de GB cuando se alista a proporcionar 600 millones de dosis antes del fin de año y alardea tener una capacidad de producción anual de ampolletas (sic) de hasta 8 mil millones (https://bit.ly/2VJiAzS).

El mundo atestigua la feroz competencia para la producción de las vacunas, donde las cadenas de suministro de los países y las proezas tecnológicas serán puestas a prueba, según Global Times, cuando hay que considerar los diferentes tipos de vacunas que incluyen vacunas inactivadas y las de ARN mensajero, que requieren materiales, capacidades de producción y métodos de producción diferentes.

La fabricación de la vacuna estadunidense similar al método de ingeniería genética, es más sencilla y diferente de las vacunas inactivadas chinas, lo cual no necesariamente significa un círculo de producción más corto: la vacuna estadunidense puede exhibir escasez en las líneas de producción.

Las vacunas inactivadas chinas son más estables y pueden ser transportadas a una temperatura de 2 a 8 grados centígrados (°C).

Hasta hace cuatro días había 214 vacunas en desarrollo en el mundo, entre las cuales seis, de las 14 que han entrado a la fase clínica, tres provienen de China.

Una de las mayores ventajas de la vacuna rusa Sputnik V es que puede ser conservada a temperatura ambiente y hasta en polvo, no se diga a un precio más barato que el de sus competidores de EU quienes, además, confrontan el problema de almacenamiento a bajas temperaturas: la de Pfizer a -70 °C y la de Moderna a -20°C para impedir que no quede dañado su mecanismo de ARN mensajero. Según el portal ruso Sputnik, la gran cantidad de población a vacunar significará un desafío a la hora de almacenar dosis en hospitales pequeños o alejados de las ciudades que tienen menor equipamiento (https://bit.ly/3osMPHv).

En Rusia exultan haber alcanzado la asombrosa tasa de éxito de 98.5 por ciento y exaltan que por lo menos 40 países, con la mitad de la población mundial, pueden obtener la vacuna Sputnik V (https://bit.ly/36IM4nA).

La feroz guerra de las vacunas delata la inexorable balcanización tripolar entre EU/Rusia/China.

www.alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: alfredojalifeoficial

https://www.youtube.com/channel/UClfxfOThZDPL_c0Ld7psDsw?view_as=subscriber

 

 
 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Agua Electropura "Xallapan