Opinión

Xalapa, Ver.- Año VI No. 377    

Semana anterior

  Contacto

 

Tarjeta Informativa

Alejandro Soto Domínguez

Veracruz: por una agenda del gobierno estatal 2017-2018 (Décima Tercera Parte)

26/11/2016

 Sector Terciario

 El sector de servicios es el único que observa con algunos altibajos, pero con una tendencia sostenida ascendente, tanto en población ocupada y en el valor global de sus actividades. Sin embargo en el 2016 presenta un estancamiento.

Este sector se convirtió en el refugio del empleo informal, la única actividad que crece en el estado, ya que la ocupación formal presenta signos negativos. La pérdida de plazas no fue más pronunciada, por la ganancia de ocupación en los restaurantes y servicios de alojamiento (13 mil 401). La vocación de turismo que tiene Veracruz soportó el huracán de la fidelidad. 

Para completar el círculo del análisis de la economía del estado de Veracruz, se abordará el Sector Terciario que incluye los grandes agregados de las actividades relacionadas con el comercio, hoteles y restaurantes, transporte, comunicaciones, correo y almacenamiento, diversos servicios profesionales, gobierno y organismos internacionales. Pero antes de abordar el tema en comento, primero brevemente recordare los comentarios de las últimas cinco colaboraciones, cuando se realizó una síntesis de la problemática del Sector Primario (actividades de la agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca) que tiene un peso del orden de 4.3 por ciento respecto al valor total de la economía, conforme al último reporte del Producto Interno Bruto Estatal (PIBE), 2014. Señalando que la productividad por trabajador se desplomo y el valor de la riqueza del sector tiene 14 años que se ha estancado, a pesar de las condiciones favorables que ofrece nuestro estado, pero atacado por la terrible plaga burocrática estatal que hace todo lo posible por impedir su florecimiento. Así también se examinó a grande rasgos las condiciones del Sector Secundario (industria extractiva, electricidad, manufacturera y construcción), el cual participa con el 39.9 por ciento del PIBE 2014. En estas actividades de transformación se manifiesta con toda su crudeza la crisis económica por la que atraviesa el estado, en razón al desplome de la producción que corresponde a industria de manufacturas, minería y construcción, arrastrando el valor que genera el sector y el nivel de ocupación a lo observado en el año 2006. Un salto para atrás de 10 años. Con esto quiero decir que la locomotora del desarrollo económico de los veracruzanos va de reversa y en bajada, ante la inacción de los gobiernos federal y estatal. Jamás se ha visto un Veracruz tan irritado por el flagelo de la inseguridad y una economía en picada. 

Lo antes mencionado, sirva de marco de referencia para analizar el sector que hoy nos ocupa. Conforme a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), tercer trimestre 2016, proporciona ocupación a 1 millón 686 mil personas. Por cada obrero ocupado hay casi tres empleados en los servicios y uno en las actividades agropecuarias por cada dos en el sector. Así también el valor de su producción representa el 56 por ciento del PIBE 2014. En términos generales es el único sector que observa con algunos altibajos, pero con una tendencia sostenida ascendente, tanto en población ocupada y en el valor global de sus actividades. Sin embargo en el presente año hay un estancamiento de acuerdo con el último reporte del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) segundo trimestre 2016, respecto a su similar 2015. Por lo que podemos afirmar que es el único sector que ha sostenido la economía veracruzana, de lo contrario el PIBE general experimentaría una mayor caída ante la recesión de las actividades industriales y el estancamiento de las agropecuarias. Esta situación por supuesto no es positiva, en esta gran actividad económica se refugia la población ocupada dedicada a la informalidad, que ha funcionado como válvula de escape ante la falta de oportunidades de empleo en el estado y el cierre de la frontera norte. 

Dicho lo anterior, para profundizar el análisis, utilizaremos la información del rubro “Trabajadores subordinados y remunerados” de la ENOE, precisamente para quitar el efecto del empleo informal, y se podrá advertir una congruencia con los resultados del ITAEE arriba mencionado, al comparar el cierre del 2015, con el tercer trimestre 2016, donde se presenta una disminución de 34 mil 387 empleos, siendo las actividades más afectadas las del comercio, transportes, comunicaciones, correo y almacenamiento, servicios profesionales y sociales. La pérdida de plazas no fue más pronunciada, por la ganancia de ocupación en los restaurantes y servicios de alojamiento (13 mil 401). La vocación de turismo que tiene Veracruz soportó el huracán de la fidelidad, porqué las demás actividades de todos los sectores fueron afectadas por la ambición desmedida de esta burocracia estatal que nos gobernó durante los últimos 12 años, costará años de esfuerzo y recursos para restaurar el daño realizado.

  alejandrosotodominguez1946@hotmail.com

 http://www.analista.mx/

 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Flor y Canto

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Soberanía popular

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Agua Electropura "Xallapan

Alef.mx