Sociedad y política a debate

Xalapa, Ver.- Año VII No. 438

   

Semana anterior

  Contacto

 

 

Por la verdad y la confianza

Zaida Alicia Lladó Castillo

Los peje-zombies

12/01/2018

Aunque las películas y series televisivas colocan al zombie como un “muerto viviente” o como un cadáver que ha sido reanimado, la verdad es que el concepto se relaciona con los ceremonias ancestrales de la religión Vudú, que realizaban rituales en donde se le daba de beber a ciertos individuos pócimas y morían, pudiendo aparentemente lograr el guía o bokor (una especie de sacerdote de magia negra) realizar un ritual para revivir a un individuo , pero con la finalidad de convertirlo en su esclavo. [1]

Por supuesto que el hecho de hacer sentir o creer a los “manipulables” que se pueda resucitar a un cadáver, es ya un signo de patología mental tanto del guía como de quienes le creen, pues influir en  los seguidores a creer como real algo inviable desde el punto de vista natural y científico, evidencia el fanatismo en el que caen también los seguidores que de manera involuntaria,  inconsciente o enfermiza reaccionan como esclavos.

Y como un símil de lo anterior y llevándolo a la política mexicana, surgen los peje-zombies, ciegos seguidores de Andrés López—el zombie mayor, el ya “Chávez” quién--Individuo que por 3 ocasiones y hoy va por la cuarta, aspira ser Presidente de la República. En todas ha perdido y el hecho  de no lograrlo, se le ha convertido en una obsesión. En ese afán lleva años envenenando a personas con pócimas de frustración,  rencor, encono, hacia quien esté en el poder o no piense como él. Lo mismo fue contra Salinas, Fox, Felipe Calderón o Peña Nieto, lo mismo se pelea con gobernadores o presidentes de partidos, en fin, todo aquel que le represente una autoridad o competencia. Es decir su comportamiento demencial lo convierte en el “bokor” o guía, aprovechando la inconformidad de ninis, jóvenes, adultos, mujeres, etc., y  con una estrategia casi hipnótica los lleva al estado cataléptico haciendo que éstos se conviertan en seres manejables hacia sus propios intereses.

Pero hay varias clasificaciones de Peje-zombies:

Peje-zombies históricos.-Los que han sido fieles seguidores de López, desde que empezó con su resistencia civil en el Estado de Tabasco, que lo admiraron cuando quemó instalaciones de PEMEX, que lo siguieron cuando de priista se pasó al PRD, partido del que se convirtió el dueño. Los que le aplaudieron cuando se decidió a competir ilegalmente por la Jefatura del DF, misma que  ganó, haciendo en ello su feudo, en fin, los que lo han seguido en todas sus aventuras y ocurrencias políticas.  Estos Peje-zombies,  lo han admirado y los tiene embobados con sus arreos, su lenguaje destructivo y especial forma de reaccionar. Esos Peje-zombies históricos  se proyectan en él, porque lo ven como el mago de OZ: que se enfrenta al sistema y promete el mundo de maravilla en donde él será el mesías y los demás sus seguidores leales e incondicionales.  

2.-Lo Peje-zombies médium.-Son aquellos que se formaron en el camino, en estos están nuevas generaciones, ciertas personas en particular aquellos con visión radical: catedráticos, estudiantes –en particular de la UACM (universidad autónoma de la ciudad de México) institución creada por el Peje en donde, de todos es sabido, que ahí ha reclutado a su ejército de resistencia civil—trabajadores, campesinos, que son alimentados hacia la visión extrema y que son entrenados en el discurso destructivo o en estrategias digitales para ser operadores: en los taxis, el manejo de redes y en caso extremo, hasta  convertirse en grupos de choque contra el sistema. Tales zombies son los que hacen destrozos en las marchas y plantones, los que sacan todo su resentimiento y frustración en las redes sociales cuando hablan de una autoridad o de un partido en particular.

3.-Los peje-zombies Plus.-Son los empresarios ricos o los políticos de izquierda que vivieron de siempre de los grandes negocios y que hoy desean continuar succionando del poder económico o político adhiriéndose al movimiento zombie como una posible oportunidad de lograr que sus interés prevalezcan en el tiempo. Esta clasificación es la que verdaderamente saldría beneficiada en caso de ganar el zombie mayor o bokor, porque son los que vendrán a manipular al mismo.

Luego entonces, es muy interesante lo que sucede con estos fenómenos de manipulación política asistida, que por sí, es ya peligrosa y perversa.

Imaginen a nuestro querido México, convertido en la tierra del Peje-zombie. Imaginen verlos en el poder y en las calles, en las aulas, dando o escuchando clases, en los hospitales, en oficinas públicas, en los servicios, etc.

Creo que es tiempo de abrir los ojos  porque sería gravísimo para la mayoría de los ciudadanos (jóvenes, adultos, hombres y mujeres),  que piensan y razonan con madurez y que saben percatarse de los riesgos, lo mucho que se pierde o retrocede cuando se elige el fanatismo, la irracionalidad, la irresponsabilidad y la mediocridad como forma de vida…algo así como, aspirar a vivir en el mundo de los  zombies. Gracias y hasta la próxima

Inserción de cortesía

 

 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Flor y Canto

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Soberanía popular

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Trabajo en Xalapa
Trabajo en Xalapa

 

Agua Electropura "Xallapan

Alef.mx