Sociedad y política a debate

Xalapa, Ver.- Año VII No. 463

   

Semana anterior

  Contacto

 

 

Por la verdad y la confianza

Zaida Alicia Lladó Castillo

¿El beneficio de la duda?

03/07/2018

La investidura es la investidura y el respeto lo merecerá una vez que el próximo Presidente de la República Andrés M. López Obrador se ostente como tal  a partir del 1º de Diciembre del presente y,  principalmente, cuando se gane ese respeto en función de su actuación y resultados. Y dirán ustedes porque me veo tan severa, simplemente porque así lo ha hecho él por décadas, cuestionando  todo lo que huela autoridad o gobierno.

Bueno…pues ahora él será “poder”, será gobierno federal y esperamos que no forme una nueva mafia.

Pero hay cosas que debemos decirlas a tiempo y que no podemos soslayar, y me sumo a todas las que hoy circulan en las redes y a los columnistas serios que han externado sus apreciaciones, por esos las expongo:

Empezaría diciendo: Espérese Sr. López, aun es virtual Presidente de la República, el INE aun no lo valida. Respete a las instituciones ¿o va a implantar su norma, “al diablo con las instituciones”, desde ahora?  La elección aún no termina aunque usted haya obtenido la mayoría de los votos de los mexicanos. Usted aún no se puede sentar con el Presidente de la República o sus equipos a operar la transición, ahora sólo visitas que él permita por cortesía. Eso se hará una vez que el INE lo declare oficialmente Presidente electo y con acta en mano.

Vale la pena que recuerde el Sr. López que a diferencia de sus actitudes beligerantes después de cada elección presidencial, hoy los partidos opositores han adoptado una actitud madura y patriótica, lo que garantiza que el 1º de diciembre habrá una transición en paz y civilidad. Lo que no hubiera estado garantizado si otro partido hubiera ganado y él hubiera sido el perdedor. En estos momentos estaría tomando Paseo de la Reforma, Viaducto y Periférico.

Es bueno decirle al Sr. López que no olvide que esta elección 2018, como nunca, fue una elección en donde se cuidó el voto libre, pero que no esté ajeno a lo que nosotros sabemos, porqué y cómo llegó hasta ahí. Siempre fue ayudado por el propio IFE, hoy INE, más cuando llegó como Presidente Lorenzo Córdoba (hijo del intelectual mexicano Arnaldo Córdoba fundador de Morena con AMLO hoy finado). Desde hace 18 años que lo fraguaron, permitiéndole todo: A) ser Jefe de Gobierno en el 2000 en el entonces DF,  violando las leyes locales, porque nunca justificó residencia efectiva de 5 años mínimo como lo exige el artículo 53 frac. 2 del Estatuto de Gobierno del entonces Distrito Federal. B) Desde 2004 hasta 2018, le permitieron hacer campaña política permanente, le toleraron insultos a Presidentes de la República hasta el cansancio y a Presidentes de partidos políticos con los que no comulgara. Hoy me pregunto ¿permitirá que de hoy en adelante la oposición y la prensa lo critique sin tomar represalias?  C) Le permitieron desacatos a los jueces, como cuando siendo gobierno del DF,  en el caso de los predios de Iztapalapa y el El Encino, lo llevaron al desafuero, y que por cuestiones políticas--pues tenía la mayoría en la Asamblea-- no lo ejecutaron. D) Le permitieron mantenerse siempre en la opacidad –porque es claro que no comulga con la transparencia, incluso siempre dijo que desaparecería el IFAI —, pues desde que fue Jefe de Gobierno y en los siguientes 20 años hizo campaña con el dinero de los mexicanos y vivió como rey sin rendirle cuentas a nadie. Primero lo hizo a expensas de su partido el PRD y después del registro del partido Morena el INE se encargó de forrarlo.  Bonitamente recibió sin trabajar millonadas, evadiendo impuestos y enriqueciéndose a costa de todos nosotros. Y ante ello yo le pregunto a AMLO hoy: ¿Será posible que algún día reconozca que fue deshonesto e incongruente? Porque los que no votamos por él no lo olvidaremos jamás.

Los que pertenecemos a una sociedad pesante y responsable que no votamos por él,  a una gran mayoría nos dejó asqueados. Siempre denostando, mintiendo a la gente, dividiendo y polarizando al país, siempre con el pésimo ejemplo de confrontarse contra todo lo que representara autoridad. Ojala se atienda—con todo respeto lo digo-- psicológicamente porque no le va ayudar esa actitud para lograr negociar con el mañoso de Trump,  Putin, y otros Presidentes o Primeros Ministros con los que no concuerde. Luego entonces, tendrá que hacer un gran esfuerzo para adoptar una actitud equilibrada para poder hacer negociaciones que no afecten a México, aunque no esté de acuerdo con ellos.

Otro aspecto que vale la pena recordarle al Sr. López, son sus negociaciones con los hombres económicamente poderosos del país. Todos sabemos que para ganar, tuvo que negociar con los que más odiaba en sus inicios: los más ricos. AMLO ama “a los ricos y a los pobres por igual”. El problema que vemos es ¿cómo los va a tener contentos a todos? ¿Le va a regresar a Slim el monopolio de las comunicaciones, permitiéndole que nos siga cobrando las largas distancias que ilegalmente nos cobraba y que gracias a la reforma de Peña nos libramos de ello? ¿o que  Televisa recupere el monopolio de la TV? ; o ¿dará los mejores contratos –sin licitar--a sus aliados en obras como el Aeropuerto de la CDMX, las carreteras, las refinerías que según él próximamente construirá? Si lo hace y fomenta la riqueza del que más tiene, repito la incongruencia brotará. Y si no lo hace,  los que le van a cobrar la factura muy alto son los propios ricos. Esos, que sólo ven sus intereses y han sido los primeros saqueadores del país en los momentos más difíciles de nuestra historia. Esos son sus riesgos y los va a tener que correr.

López quiere su propio cambio. Eso de que va a reinventar el país y de que viene la 4ª transformación, es algo que debe probar en los hechos, respaldado con acciones objetivas y responsables que definan de dónde saldrá el dinero para lograrlo. Pero antes tendrá que aprender a pensar prioritariamente en el interés de México antes que sus intereses. Tendrá que convencer, en los hechos que de verdad quiere un buen cambio para México.

Pero, será posible que se percate que todo cambio implica riesgos y que para ello se necesita ser tolerante y responsable, lo que no son características muy comunes en su personalidad. Si quiere su propio “cambio” no lo podrá hacer,  a menos que tenga un equipo de alta capacidad y convenza a la nación de que nos llevara a buen rumbo. Porque lo más difícil ya lo hizo el Presidente Peña en 6 años y para eso se necesitaron “tamaños” para motivar e incluir a todas las fuerzas políticas para impulsar las reformas en: comunicaciones, educativa, energética, fiscal, política, etc., que ni los Presidentes Fox, ni Calderón se arriesgaron a hacer, pero que le dieron rumbo al Estado y certidumbre legal a su acción. Al él como Presidente ya le dejaron la mesa puesta.

Por último  le preguntaría ¿Le va a cumplir a los jóvenes? Porque les hizo soñar y cifrar grandes expectativas. A los jóvenes los manipuló hasta el cansancio. Llegaron a la elección 2018 envenenados de rencor.  Les hizo creer, que todo en México estaba mal y hoy están ilusionados que ellos van a transformar su realidad. Pero prometer  becas (sin hacer nada) y recibir dinero fácil sin trabajar, ofende la inteligencia de muchos jóvenes y adultos  inteligentes que fueron becados por los gobiernos anteriores o que concursaron por plazas y las ganaron por sus méritos,  asumiendo el compromiso de su formación educativa y de ser emprendedores responsables. Mexicanos que sudaron la camiseta para seguir siendo sujetos confiables. Jóvenes y adultos que demostraron que por su capacidad se sabían ganar un trabajo, una beca, un empleo.

Porque no sé qué va a pasar cuando les empiece a hablar a los jóvenes de responsabilidad, de compromiso, de ganarse el pan de cada día con honestidad, de unirse a los proyectos de gobierno, de ganarse un crédito para una microempresa tomando consciencia de que deben tener solvencia –moral-para pagar, de sacar buenas calificaciones para conservar  la beca, etc. etc., todo eso que los jóvenes “flojos” le huyen.

A ningún padre de familia, le gustaría que el Estado engatusara a su hijo y lo volviera dependiente, parásito e irresponsable. Como tampoco nos va a gustar a los mexicanos que trabajamos y pagamos impuestos, que nos quiten servicios o programas necesarios por sostener a los “mantenidos de la nueva mafia del poder”.

En fin, creo que todos queremos un México en Paz, pero espero esté consciente López, de que tomar el camino de perdonar al crimen organizado es el peor error, ¿y saben porque? porque negociar con delincuentes,  es hacerse delincuente. Ojala recapacite en esas ocurrencias que le funcionaron para ganar adeptos, y pueda pasar a la toma de decisiones maduras y conscientes. No queremos que pronto nos vendan la idea de que México entra al bloque de las Repúblicas Bolivarianas y tengamos aquí de vacaciones permanentes a los enviados especiales de Venezuela, de Cuba, de Rusia, de Afganistán, etc. etc.

Hoy debe concentrarse en lo importante: definir desde ahora un buen Plan Nacional de Desarrollo y seleccionar buenos equipos a los que habrá de supervisar con lupa cuidándoles las “ligas” y las manos,  para que no se vayan “de boca “cuando tengan el arca abierta. Que no le maree el poder absoluto porque eso sólo llevará a la tiranía, misma que siempre criticó.

 Ojalá… y ya deje las ocurrencias surgidas de la calentura electoral. Espero recuerde pronto que la inercia de su partido permitió ganar a gobernadores, senadores, diputados federales y locales. Aquí lo que va a importar es, si  él y esos virtuales ganadores, tienen capacidad, para resolver los problemas gravísimos que se viven en las entidades. Si realmente van a cooperar con él para lograr caminar hacia el desarrollo con certidumbre y confianza.

Si fuera así, bienvenidos.  Pero de no ser así, solo debe recordar que “los verdugos de hoy son las reses del mañana”.

Y termino diciendo, la investidura de Presidente, --como la de gobernador o legislador--,siempre me merecerán respeto —lo decía al inicio--, siempre y cuando quien las ostente corresponda al modelo de mandatario o representante popular que en este momento necesita el país y el Estado de Veracruz para sacarlos adelante.

En mi caso como priista me declaro de aquí en adelante una opositora responsable y mientras el Presidente de la República, haga las cosas a la altura de las expectativas de los mexicanos contará con el respeto de millones de ciudadanos, que hoy no votamos por él, pero que por ahora le damos el beneficio de la duda.

Gracias y hasta la próxima.

Inserción de cortesía

 

 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Trabajo en Xalapa
Trabajo en Xalapa

 

Agua Electropura "Xallapan

Alef.mx