Opinión

Xalapa, Ver., Año VII No. 477

   

Semana anterior

  Contacto

 

 

Bocadillos 

Rolando Bello Paredes  

Gobernador Vila: minoría de votantes

El lunes anterior, el gobernador Mauricio Vila Dosal asumió las funciones que competen al Poder Ejecutivo del estado de Yucatán, a partir de esa fecha y hasta el 30 de septiembre 2024. Inició con un agradecimiento a los ciudadanos que votaron por él y “a quienes no lo hicieron les pido la oportunidad de demostrarles que se puede gobernar para todos”.

Me pareció prudente la expresión, ya que un 60 por ciento de los electores rechazaron en las urnas al entonces candidato del PAN al gobierno estatal. Según las cuentas de la autoridad electoral, el panista obtuvo el 39.55% de los votos, con lo que alzó su primacía en la jornada electoral.

Así es el sistema político-electoral mexicano.

Empieza su administración, con el respaldo de una minoría de los votantes.

Se dijo, ante la representación de la soberanía popular, “enemigo de la corrupción y la impunidad”. Ofreció: “Voy a encabezar un gobierno eficiente, transparente, respetuoso de la ley, pero sobre todo enemigo de la corrupción y la impunidad”. El pueblo yucateco espera el cumplimiento exacto de esta expresión gubernamental, de compromiso público y social.

Dijo otras cosas, que ya publicó Por Esto! (2 octubre 2018).

El segundo día hábil de labores, lo dedicó al asunto presupuestal, con la instalación de un “Consejo Consultivo del Presupuesto y Ejercicio del Gasto del Gobierno del Estado de Yucatán 2018-2024”, sin facultades legales en la materia, toda vez que constituye, al decir del gobernador, “una antigua solicitud de transparencia realizada por la sociedad civil organizada”.

Antes, había ofrecido: “Vamos a ahorrar más de mil millones de pesos cada año”; y uno más afectado de vaguedad: “Ese dinero se utilizará para ayudar a la gente que más lo necesita”.

Se espera entonces mejor precisión y claridad en la presentación del presupuesto de egresos para el ejercicio fiscal 2019 y los demás de la administración.

Otro punto es, supuestamente para la eficiencia del gasto público, el asunto de las áreas administrativas del Poder Ejecutivo, ligado estrechamente al presupuesto local.

Desparecerá, según información pública, dos secretarías ejecutivas, pero creará otras tres: Las primeras, secretaría del Trabajo y Previsión Social, y de la Juventud; y las segundas, de las Mujeres, de Desarrollo Sustentable, y de Pesca; y cambió de denominación a una, de secretaría de Desarrollo Urbano y Medio a secretaría de Medio Ambiente. Esperaremos la iniciativa de reforma al código administrativo del estado.

El mismo día de posesión del cargo, pidió a sus colaboradores, “que ejerzan la función pública de acuerdo a valores éticos” (Por Esto! 2 octubre 2018).

Preferiría que exija el exacto cumplimiento de la ley.

Por conducto de la secretaria General de Gobierno, ofreció “cumplir con la agenda de los primeros cien días de gobierno y dar resultados” (Por Esto! 2 octubre 2018).

Se espera cumplimiento y resultados para el bienestar social durante todos los días de la administración 2018-2024.

En fin, nada extraordinario. Una administración concluyó y otra inició.

Es la normalidad democrática de Yucatán.

Tropiezo. El primero del gobierno del estado. ¿Acaso por falta de asesores ejecutivos preparados? De acuerdo a la información que proporcionó Por Esto! (4 octubre 2018), el gobernador Vila Dosal no adjuntó a su propuesta de designación de la persona que ocuparía el cargo de secretario de la Contraloría General, la documentación correspondiente, tan solo el nombre de aquella. ¿Pifia de los secretarios General de Gobierno y de la Consejería Jurídica?

El asunto, al parecer, es reparable con el envío en tiempo y forma de los documentos necesarios para la ratificación en el cargo de esa dependencia ejecutiva. En el Congreso se señaló que “la ratificación de quien estará al frente de la Secretaría de la Contraloría tendrá que esperar hasta la próxima semana, pues el Ejecutivo mandó a destiempo la propuesta y sin los documentos necesarios”.

Otro. La iniciativa presentada para modificar la ley que crea el Instituto de Seguridad Jurídica Patrimonial de Yucatán (INSEJUPY), únicamente para “darle cabida como director” al designado por el gobernador del estado.

El problema es que el interesado no cumple con los requisitos legales para ser nombrado por el gobernador, como director general de INSEJUPY, específicamente el siguiente: “Ser abogado o licenciado en derecho con título y cédula profesional legalmente expedidos, cuando menos, cinco años antes de la fecha de nombramiento”.

Conforme a la norma jurídica, el INSEJUPY tiene por objeto “llevar a cabo las funciones públicas correspondientes al Registro Público, Catastro y al Archivo Notarial, en el Estado, mediante la coordinación de estos servicios, en los términos de los planes y programas de la Administración Pública de Yucatán, de esta Ley, su Reglamento y demás disposiciones legales aplicables”.

La persona propuesta por el Ejecutivo, según se dice, es de profesión ingeniero, no abogado, como exige la normativa aplicable; y dado el objeto del INSEJUPY es mejor que el director general sea un profesional de derecho, y no un ingeniero.

Además, pasaría a la historia como el primer gobernador que legisla en beneficio de una sola persona: su candidato a dirigir el INSEJUPY.

Deuda de información. El gobernador Vila dice que ahorrará, con su Acuerdo de Austeridad (Por Esto! 5 octubre 2018), la suma de “mil millones de pesos anuales”.

El día del anuncio solo especificó ahorros por 155 millones de pesos: 60 en cancelar renta de vehículos; 40 en asesorías y consultorías; 30 en combustible; y 25 en la baja de vehículos.

Así las cuentas, el gobernador Vila debe todavía 845 millones de pesos.

Además, y no está cuantificado aún, señaló reducción de diversos porcentajes en conceptos varios. ¿Estarán en éstos los 845 millones de pesos?

Otro sí. También debe información del destino, en su caso, de los mil millones de pesos que cada año ahorrará, no basta una ambigüedad como que “el ahorro beneficiará directamente a las familia yucatecas en obras de infraestructura y mejores servicios públicos”, habría que detallarlas.

En ambos casos, hace falta más información para saberlo. Ojalá y pronto la proporcione completa, salde la deuda de información de hoy, y no haya necesidad de pedirlo por vía de acceso a la información pública.

Magia. En un acto casi de prestidigitación, el Ejecutivo estatal, “despareció” o “eliminó”, según la fuente de noticias del lector, al inefable Jorge Esma Bazán.

Corrijo: “Desapareció” o “eliminó” al Instituto de Historia y Museos de Yucatán, y con él, al interfecto director y elenco que lo acompañaba.

2 de octubre. No se olvida.

Tardeada dominical. En el artículo “Taller de escritura sanatorial”, del admirado escritor Faulo Sánchez Novelo, en Por Esto! (4 septiembre 2018):

- “Y cuando despertó del coma, su cuenta de Coppel se había incrementado desmesuradamente pues había comprado los regalos a un plazo de 56 meses”.

Mérida, Yuc., octubre 07 de 2018

Editorialista, Diario ¡Por Esto!

Editorialista, Grupo SIPSE Peninsular
rolandobelloparedes@gmail.com

 

 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Agua Electropura "Xallapan

Alef.mx