Opinión

Xalapa, Ver., Año X No. 503

   

Semana anterior

  Contacto

 

 

Bocadillos 

Rolando Bello Paredes  

La (contra) reforma educativa

El proceso legislativo de la reforma constitucional en materia de educación, promovida por el gobierno de la 4T, ha sido caótico, por la coerción ejercida por el grupo magisterial de la CNTE. El Ejecutivo federal cedió ante la presión y ordenó, prácticamente, modificar el dictamen legislativo aprobado por mayoría de votos: “Voy a pedirle a Esteban Moctezuma que se quite todo lo que pueda ser utilizado como pretexto de que puedan vociferar de que somos iguales” (Por Esto! 29 marzo 2019). Así pues, en la (contra) reforma educativa, los profesores de la CNTE dominaron a dos poderes públicos: la Cámara baja del Congreso de la Unión, y el Ejecutivo federal.

¿Qué pretende la CNTE? Entre otras cosas, según su “Posicionamiento ante la Iniciativa federal con proyecto de decreto, por el que se reforman el artículo 3º, 31 y 73 constitucionales”, destaco cuatro puntos:  1). Abrogar la matriz constitucional de la reforma educativa, sus leyes secundarias y todos sus componentes: Instituto Nacional de Evaluación Educativa, Servicio Profesional Docente, Nuevo modelo Educativo, Reforma en Normales, Autonomía de Gestión, SIGED; FONE; Escuelas al Centro, Escuelas al CIEN, Escuelas de Tiempo Completo”. 2). “La libertad de todos los presos políticos, cancelación de todo proceso jurídico, penal, laboral y administrativo derivado de la implementación de las reformas estructurales”. 3). “Resarcir de inmediato todos los daños ocasionados, reinstalación de los docentes cesados, suspensión inmediata de los procesos de evaluación punitiva”. 4). “Garantizar la plaza automática a los egresados de las escuelas Normales”.

Para el presidente de la República, “la mal llamada reforma educativa ya chupó faros” (Por Esto! 1 abril 2019); es decir, “ya falleció”. En realidad, el proceso legislativo se estancó, luego de ser aprobado, por mayoría de las comisiones legislativas, el dictamen que se discutiría en el pleno de los diputados federales. El líder de los legisladores morenistas, “reconoció que la reforma educativa está detenida y aseguró que no pasará a votación en el pleno hasta alcanzar un acuerdo con la CNTE” (ADNpolítico 31 marzo 2019); el análisis del dictamen se aplazó “indefinidamente”, precisó luego.

De nada sirvieron las siete audiencias públicas convocadas por los diputados para “analizar la iniciativa presidencial”, ante la brutalidad de la CNTE, manifestada en el “secuestro” de la sede cameral para impedir la aprobación del dictamen de la reforma educativa del presidente López Obrador.

Hasta ahora, la fuerza ha ganado a la razón, en este sainete legislativo. Por eso, el Dr. Luis Eugenio Todd Pérez, investigador y académico mexicano, señala que “lo que se está viendo es una lucha de poderes entre la CNTE y el gobierno, con un apoyo indirecto de López Obrador al CNTE” (Milenio 30 marzo 2019).

Por decisión presidencial, el dictamen aprobado por los diputados, también “ya chupó faros”, salvo prueba en contrario. El académico Carlos Ornelas señala: “Sí, la reforma educativa ya chupó faros, la CNTE es el nuevo Poder Legislativo” (Excélsior 3 abril 2019). Entonces, el dictamen que se discutiría en el pleno sería el que “acuerden” la SEP y la CNTE. De ser esto así, el panorama de la educación nacional en esta administración federal, se vislumbra lamentable, por decir lo menos.

El colmo, para finalizar esta nota (El Universal 4 abril 2019): El líder de Morena en la Cámara baja “pidió a los maestros disidentes de la Sección 22 de la CNTE, que ya les permitan dictaminar la reforma educativa”.

Plan Estatal de Desarrollo. El Plan Estatal de Desarrollo 2018-2024 se presentó a la consideración social. En una primera revisión parece muy escueto lo relativo al tema educativo, denominado “Educación Integral de Calidad”, que se reduce únicamente a pretender el logro de dos objetivos; “Disminuir el rezago educativo de la población del estado” y “Mejorar la calidad del sistema educativo estatal”. Estos propósitos los contenía también el anterior Plan de la administración pública estatal 2012-2018. Es una repetición, pues. Nada hay nuevo debajo del sol, diría alguien.

El primer objetivo se concretaría con dos estrategias: “Fortalecer la infraestructura educativa básica y media superior, priorizando a las comunidades con mayor rezago educativo” y “Fomentar acciones de alfabetización integral en las comunidades con mayor rezago educativo”. El segundo, también con dos estrategias: “Fortalecer la calidad de la educación en todos sus niveles” e “Impulsar mecanismos que garanticen el derecho a la educación laica, gratuita, de calidad y libre de discriminación”.

Contiene generalidades, que será necesario exponer con información suficiente y pertinente. Por ejemplo, se dice que se “ampliará la cobertura de los centros educativos”, y que se “rehabilitarán espacios educativos con infraestructura accesible e inclusiva”. Pero no detalla, entre otras incógnitas, cómo se logrará, cuántas escuelas se crearán o rehabilitarán, las metas anual o sexenal, cuánto presupuesto se dispone para ello, si habrá recursos federales o solo estatales, y en qué localidades se desarrollará.

El documento también trae en la página 2, una caricatura del Escudo de Armas del Estado de Yucatán. Sus colores oficiales son: “El verde que es el color del campo y de la ecología, y el oro que es el esplendor de la tradicional riqueza cultural yucateca” (ver Bocadillos en Por Esto! 24 marzo 2019). En el Plan aparece pintado de azul.

Torpeza jurídica. Tal merezca otro calificativo, baste por hoy el epígrafe de este Bocadillo. El Ejecutivo del estado promulgó y publicó el “Decreto 49/2019 por el que se modifica la Constitución Política del Estado de Yucatán, en materia de revocación de mandato”, en una edición vespertina del diario oficial de la entidad, el pasado martes 26 de marzo.

La cuestión es que aún no concluye el proceso legislativo de la reforma constitucional yucateca, de aquí la torpeza jurídica, atribuida, es de entenderse, a la estatal Consejería Jurídica. En otra edición vespertina también del diario oficial, de la misma fecha, el Congreso “enmendó la plana” al Ejecutivo. El diputado presidente de la mesa Directiva de la legislatura yucateca, aclaró que el decreto ejecutivo de referencia, “no surtirá sus efectos legales hasta en tanto concluya el proceso de aprobación por parte del Constituyente permanente Municipal, en términos de los dispuesto en el artículo 108 de la Constitución Política del Estado de Yucatán y el Congreso del Estado emita la Declaratoria correspondiente”.

No es la primera torpeza jurídica cometida, cero y van tres, mínimo. La primera, al hacer la propuesta de titular de la Contraloría local, no adjuntó la documentación correspondiente, tan solo el nombre de la elegida. Y la otra, fue la iniciativa para modificar la ley del Instituto de Seguridad Jurídica Patrimonial de Yucatán, únicamente para “darle cabida como director” al designado por el gobernador del estado (ver Bocadillos en Por Esto! 7 octubre 2018).

El perdón. El Dr. Raúl Vela Sosa envío el siguiente dato:

- “Se le atribuye a Francisco de Quevedo y al rey Felipe IV un debate sobre la disculpa… El monarca sostenía que cualquier ofensa quedaba lavada por una disculpa. El escritor alegaba que una disculpa deshonesta o mal planteada puede resultar peor que el hecho por el que se pide perdón. El rey retó a Quevedo a ofenderlo  y encontrar una disculpa que resultase peor que el propio agravio. Apenas dio la vuelta, el poeta puso las manos en las nalgas del rey. No bien repuesto de la sorpresa, Felipe IV escuchó las siguientes palabras: Perdón señor, pensé que era la reina”.

CoD. En Excélsior (29 marzo 2019): “En la reforma educativa, la SEP busca transparentar la asignación de plazas, pues hay casos de autoridades y líderes magisteriales que dan puestos a cambio de favores sexuales”. Me recordó que allá por los años ochenta del siglo pasado, había un alto funcionario federal del ramo educativo en Yucatán, que le llamaban, entonces, “Director CoD”.

Éste pedía, según dice la leyenda negra, a cambio de asignar una plaza docente, se sometieran a la clave “CoD”, es decir, “Culo o Dinero”.

Tardeada dominical. En la revista Letras Libres (30 junio 2001), Federico Navarrete, en su artículo “Por qué los indígenas aceptaron el catolicismo”, reproduce “la siguiente copla de la Danza de moros y cristianos, practicada hoy en día en muchas comunidades indígenas mexicanas, explicita, en un ficticio diálogo entre Cortés y Moctezuma, este razonamiento que equipara la fuerza bélica con el poder divino:

Cortés: Es tan eterno este Dios, / que si quieres ver su gloria / olvida tu ley que tienes / y observa a un Dios verdadero.

Moctezuma: ¿Y para qué traes tu acero?

Cortés: Porque si renuente estás / y no admites lo que quiero, / en él experimentarás / que éste es el Dios verdadero”. 

- “Cómo chingados que no”.

 Mérida, Yuc., 24 de marzo de 2019

Editorialista, Diario ¡Por Esto!

Editorialista, Grupo SIPSE Peninsular
rolandobelloparedes@gmail.com

 

 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Agua Electropura "Xallapan

Alef.mx