Opinión. Sociedad y política a debate

Xalapa, Ver., año XI No. 521    

Semana anterior

  Contacto

 

 

Místicos y terrenales
Marco Antonio Aguirre Rodríguez

12/08/2019

Distanciamiento de AMLO hacia Cuitláhuac, es real

Por incidencia delictiva, corrupción y hasta nepotismo 

Hoy Cuitláhuac García Jiménez, Gobernador de Veracruz, ya no está en las cercanías de quien lo llevó a ese puesto: Andrés Manuel López Obrador.

Hoy existe una distancia marcada que puede profundizarse.

Los señalamientos de corrupción, de nepotismo, de favoritismo, de compras sin licitación, de compras amañadas, el no pago a los proveedores, la carencia de trabajo efectivo a favor de la población, la alta percepción de inseguridad, y muchas otras coas más, han llevado a que el cariño del Presidente hacia el Gobernador se haya enfriado.

Es más, podría estarse congelando ante la sospecha de corrupción en muchos de estos actos, incluidas las denuncias específicas por corrupción, hechas abiertamente y no atendidas.

A Cuitláhuac García sí le han llegado reclamos por todos los errores, si ha habido consejos para que corrija el rumbo, si ha habido propuestas para mejorar su gobierno.

Pero todo ha caído en oídos sordos y el gobernador Cuitláhuac García ha mantenido su actitud.

El punto cumbre que muestra que el Presidente Andrés Manuel López Obrador hoy marca su distancia hacia Cuitláhuac García fue la declaración que hizo en Durango el 9 de agosto, de que en Veracruz la incidencia delictiva no ha bajado.

Hoy todo es muy alejado de la actitud y las palabras del Presidente López Obrador del 30 de marzo, cuando en su gira por Veracruz alabó una y otra vez al gobernador. En Poza Rica lo llamó “gobernador extraordinario”; en Tuxpan le dijo “hombre honesto, con convicciones”.

Y la apoteosis de ese día fue en Tantoyuca, donde el presidente lo calificó de ser “una gente honesta, limpia; una gente que le tiene amor al pueblo”.

En Tuxpan también dijo el Presidente: “Yo voy a apoyar siempre a Cuitláhuac”.

Todo el calor para Cuitláhuac ese 30 de marzo, cuando los barruntos amenazaban que ya se iba.

Antes las versiones crecientes de que ya se iba Cuitláhuac García, López Obrador lo rescató otra vez ese día, como hizo en la elección por la que obtuvo la gubernatura.

Pero ahora el Presidente fue quien reclamo: no se ha cumplido con bajar la incidencia delictiva en Veracruz.

Fue la antítesis del calor vivificante.

Es la punta del iceberg del enfriamiento que apenas se ve.

Más, el distanciamiento ya se veía desde antes.

El 27 de julio el Presidente López Obrador hizo una gira por Veracruz y ahí en ninguno de los eventos, pero en ninguno, dejaron que Cuitláhuac García hablase.

Antes en cada mitin, en cada reunión, decía un discurso.

Esa fue la gira del hielo.

Porque ese 27 de julio, en ninguno de los 4 eventos, el presidente tampoco le dio algún calificativo bueno. Ahí están las versiones estenográficas y las grabaciones para quien desee corroborarlo.

Ya no hubo paseíllo por el estrado, con la mano levantada.

Ni siquiera abrazos para la foto.

Nada de calor. Nada, nada.

Cuanto debió de haber extrañado Cuitláhuac García eso.

Es más, en Coscomatepec, ni siquiera lo menciono durante su discurso. Ahí ponderó a Jesús Silva Herzog y a Jesús Reyes Heroles, sobre todo a éste último por su condición de veracruzano, como buenos directores del Seguro Social.

En el hospital rural de Jáltipan el Presidente se refirió a “Cuitláhuac”, así, como Cuitláhuac, nada más.

Y López Obrador lo utilizó para hablar de sus programas de Bienestar:

“Vamos bien en la economía, en el bienestar ahí vamos a ver. Imagínense -decía Cuitláhuac y aquí lo puedo probar- nada más en Jáltipan, adultos mayores han recibido hasta ahora su pensión tres mil 239 adultos mayores, 98 por ciento; ya no mil 160, dos mil 550 pesos, aquí nada más”.

En Zongolica, le dijo a los trabajadores del sector salud que Cuitláhuac García los iba a recibir, que le había dicho que ya había tomado cartas en el asunto.

En una de las grabaciones que circularon, se oye una voz por allá, por atrás, que dice “no es cierto”, con enojo.

Esa fue toda la mención al Gobernador. Referencias de paso, nada más.

La diplomacia gubernamental de una gira.

Ese fue un signo emanado del gran místico.

Ahora, en esa gira, todo el camino Cuitláhuac García iba atrás del Presidente, ya no lo invitó a estar a la par.

Ahora el gobernador debe decidir si continúa escuchando a quienes le endulzan el oído o atiende a quienes  le piden que realmente haga un buen gobierno. 

La alta incidencia delictiva en Veracruz. Veracruz fue el único estado gobernado por Morena que incluyó López Obrador en su mención de entidades en las que no ha bajado la incidencia delictiva. Los otros fueron: Enrique Alfaro, de Jalisco, postulado por Movimiento Ciudadano; Héctor Astudillo, Guerrero, PRI; Silvano Aureoles, Michoacán, PRD; Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato, PAN.

López Obrador con lo dicho en Durango le rompió toda la línea de flotación al discurso reiterado de Cuitláhuac García, de que los índices delictivos estaban a la baja en Veracruz, aún cuando los cifras por homicidios, feminicidios, secuestros y otros delitos, crecen.

Cuitláhuac García incluso un día antes, en Córdoba, había asegurado que la incidencia delictiva en Veracruz había descendido 19 por ciento.

El viernes, después de que se difundió la declaración del Presidente, un grupo de reporteros quiso entrevistar al Gobernador, pero este sólo camino huyendo de las preguntas, igualito que como lo hacía Miguel Ángel Yunes cuando sabía que las preguntas iban a ser incomodas.

Los reporteros sólo le querían preguntar sobre la incidencia delictiva y el último escándalo en el sector salud, con la declaración del titular Roberto Ramos Alor reconociendo que se habían suspendido las hemodiálisis a pacientes con enfermedades renales y diciendo su “no pasa nada” por este hecho.

Pero el gran místico de Veracruz no quiso hablar. 

¿Cómo recuperar la cofianza de AMLO?.

El gobernador tiene un camino muy sencillo a seguir, para obtener un confianza del Presidente, pero también de los terrenales, y de ahí construir por volverse realmente un líder del estado.

Los pasos esenciales son dos:

Despedir a todos los funcionarios que le han fallado, que no han cumplido con lo que tenían que hacer y poner a personas que realmente conozcan de las áreas que se les encargue

Cumplir los compromisos que hizo con sus aliados, a quienes ahora menosprecia por seguir las voces de las sirenas que le están provocando problemas

Incorporar a alguien que realmente sepa el oficio de gobernar, que sea además el vínculo natural con la federación, por el trabajo ya realizado 

Una asamblea distrital más para México Libre.

México Libre, la organización que impulsa la creación del partido del mismo nombre,  realizó su asamblea en el Distrito 8, de Xalapa, con una amplia asistencia, sobre todo de personas que por primera vez se integran a un organismo político.

Ángel Deschamps Falcón, coordinador de la organización para el estado, ponderó que van a cumplir sobradamente los requisitos en Veracruz para que México Libre obtenga su registro.

En la asamblea distrital como coordinadores distritales actuaron Sixto Jaso y Elsa Gutiérrez. 

https://www.facebook.com/misticosyterrenales/

http://misticosyterrenales.blogspot.mx

https://www.facebook.com/marcoaguirrerod

Twitter: @marcoaguiro

 

 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Alef.mx

Agua Electropura "Xallapan