Opinión

Xalapa, Ver., Año X No. 561

   

Semana anterior

  Contacto

 

 

Bocadillos 

Rolando Bello Paredes  

Deuda pública de Yucatán

En apenas veinte meses de su gestión administrativa (2018-2024), el gobernador del estado ha incrementado la deuda pública de Yucatán, en una cantidad adicional de 4 mil 120 millones de pesos.

Esta cifra proviene de la suma de los préstamos: a). “Yucatán Seguro”, por 2 mil 620 millones de pesos, y b). “Prestación de servicios de salud” y “desarrollo económico, protección al empleo y protección social”, por 1,500 millones de pesos.

Los 4 mil 120 millones de pesos se duplicarían, por lo menos, al considerar los intereses que generan los créditos contratados.

“Yucatán Seguro”

El crédito autorizado fue por 2,620 millones de pesos.

Recuérdese que según informes de la Secretaría de Administración y Finanzas, el crédito para financiar “Yucatán Seguro“:

a). Tendrá un “costo total de 5 mil 765 millones de pesos al año 2039”;

b). Se pagará con “recursos del fondo general de participaciones”; y,

c). “Cada año se pagarán 251 millones de pesos”.

Así pues, el crédito inicial para “Yucatán Seguro” sería de 2 mil 620 millones de pesos y terminaría siendo de 5 mil 765 millones de pesos.

Una diferencia, por concepto de intereses, se entiende, por 3 mil 145 millones de pesos, que, al final,  pagarán los contribuyentes yucatecos.

 El plazo de financiamiento del crédito, será de hasta 20 años, contados a partir de la fecha en que se formalice cada crédito.

Compromete así las finanzas de cuatro administraciones estatales, incluyendo a la actual.

El Congreso dispuso constituir un fideicomiso para el ejercicio del gasto del “Sistema Integral de Seguridad Electrónica denominado Fortalecimiento Tecnológico de Seguridad y Monitoreo, Yucatán Seguro”.

No se ha informado nada de su constitución y de sus actividades.

“Prestación de servicios de salud” y “desarrollo económico, protección al empleo y protección social”

El crédito fue por la suma de 1 mil 500 millones de pesos.

Para la “prestación de servicios de salud”, la cantidad de 500 millones de pesos, y 1 mil millones de pesos, para el “desarrollo económico, protección al empleo y protección social”.

El plan ejecutivo de apoyos económicos temporales importó un monto total de 884 millones de pesos, según la descripción de los programas y montos respectivos, publicitados por el gobierno del estado

No alcanzó la cantidad de 1 mil millones de pesos. Se registró un faltante por informar de 116 millones de pesos.

Para los servicios de salud se comprarían “uniformes médicos, batas, bolsas, botes, cubre-bocas, desinfectante, gorros, guantes, jeringas, lentes de protección, equipos de comprensión, ventiladores, bombas de infusión, desfibrilador, mascarillas de oxígeno, ultrasonidos portátiles, equipos de laboratorio y reactivos para diagnósticos, cuartos y camas de aislamiento, máquinas de anestesia”, entre otros.

El gobierno informó, días pasados, que “ya ejerció 350 millones de pesos en la compra de insumos y equipos, así como en la rehabilitación de hospitales temporales del Centro de Convenciones Siglo XXI y de Valladolid”.

“Reactivación económica”

El Congreso del estado, por segunda ocasión, no autorizó al Ejecutivo a contratar un tercer crédito por la cantidad de 1,728 millones de pesos, no obstante la intensa presión política y social, a cargo de autoridades gubernamentales y de organismos empresariales y sociales.

El crédito comprometía el pago correspondiente a cuando menos cuatro administraciones estatales, incluyendo a la actual.

Cuando el Ejecutivo pidió la autorización legislativa, señaló en su iniciativa, que la deuda pública estatal ascendía, al 21 de abril, era de 6 mil 393 millones 069 mil pesos, considerando los “créditos de la administración anterior” y el de “Yucatán Seguro”.

En realidad la deuda era por la cantidad de 7 mil 893 millones 069 mil pesos, ya que olvidó sumar los 1,500 millones de pesos que se destinaría a “prestación de servicios de salud” y el “desarrollo económico, protección al empleo y protección social”.

En un mensaje por las redes sociales, luego del rechazo legislativo, el gobernador del estado no dijo qué hará ahora para lograr los 30 mil empleos que aseguró crearía con el crédito de 1,728 millones de pesos.

De haberse aprobado el crédito por 1,728 millones de pesos, la deuda pública de Yucatán habría alcanzado hoy la suma de 9 mil 621 millones 069 mil pesos, salvo prueba en contrario.

Pago de la deuda

El Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal de 2020 fijó una asignación de 759 millones 014 mil 204 pesos, para el pago de la deuda pública, durante el año en curso.

Es decir, un pago mensual de poco más de 63 millones de pesos.

La asignación presupuestal se desglosa así:

a). 143 millones 792 mil 334 pesos, para la amortización de capital;

b). 544 millones 718 mil 673 pesos, para pago de intereses;

c). 24 millones 141 mil 197 pesos, para el “costo de coberturas por variación de tasas de interés”; y,

d). 46 millones 358 mil pesos, para “gastos de la deuda”.

Deuda anterior

La administración estatal 2012-2018 dejó una deuda por la suma de 3 mil 956 millones 478 mil pesos, según el informe sobre el estado que guarda la deuda pública del gobierno del estado al 30 de septiembre de 2018.  

 Mérida, Yuc.,  22 de mayo  de 2020

Editorialista, Diario ¡Por Esto!

Editorialista, Grupo SIPSE Peninsular
rolandobelloparedes@gmail.com

 

 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Agua Electropura "Xallapan

Alef.mx