Opinión

Xalapa, Ver.- Año XI No. 578    

Semana anterior

  Contacto

 

Alfredo Poblete Dolores

La guerra: FRENAAA vs “el diablo”

12 de septiembre de 2020

El vocablo frena tiene según el diccionario algunas acepciones: moderar o parar con el freno el movimiento de una máquina; enfrenar o moderar los ímpetus. El verbo en su forma infinitiva es frenar. Esa expresión tiene varios sinónimos, tales como: detener, parar, entorpecer, obstaculizar o impedir. El sentido común nos indica que FRENAAA está siendo utilizado como un sinónimo del verbo frenar.

El Frente Nacional Anti AMLO (FRENAAA) es un grupo de personas que pretenden entorpecer, obstaculizar o impedir que la corriente política llamada Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) lleve a cabo sus propósitos políticos, planes económicos y proyectos sociales.

Sábado a sábado FRENAAA organiza “marchas” en algunas ciudades del país. Los miembros de ese grupo protestan trepados en sus automotores portando pancartas y rótulos exigiendo la renuncia del presidente López Obrador. Las proclamas del grupo conservador se distinguen por estar plagadas de fanatismo e ignorancia. Dos ejemplos de sus juicios delirantes y sus trasnochadas peticiones —estampados en sus carteles— son: “Rescatar a México de las manos del comunismo” y “Que dimita el dictador bolivariano Andrés López”.

La inmensa mayoría de los dirigentes y miembros de FRENAAA no tienen idea de lo que es el comunismo y desconocen lo más elemental de esa —para ellos— aborrecida corriente ideológica y política. Como doctrina económica no saben cuál es la diferencia entre neoliberalismo y comunismo. Pregunte usted a cualquiera de los integrantes del “frente” ¿En México en manos de quien están los medios de producción? ¿En nuestro país existe la propiedad privada? ¿Hay o no hay en nuestro territorio clases sociales? Seguro estoy que les responderán con evasivas o descalificaciones. Por analfabetismo político, no pueden distinguir las diferencias conceptuales y pragmáticas que existen entre una dictadura y una democracia.

Semanas atrás —en una ciudad veracruzana— un puñado de señoras clasemedieras y otros miembros de FRENAAA repartieron propaganda en contra del presidente. En sus pancartas se podía leer su más sólido argumento: “No al comunismo”. En otro rótulo, escribieron: “Amlo es nini”. Cuando opinan —los estrategas, ideólogos y seguidores de ese grupo— la ignorancia hace que sus juicios se obnubilen y la autocrítica brille por su ausencia. Acusar al presidente de Nini  —que no trabaja ni estudia— es burdo y estúpido. Un hombre ocupado desde las seis de la mañana hasta las diez de la noche encarando, estudiando y —en la medida de lo posible— resolviendo los grandes problemas del país no merece ser descalificado con infamias y torpezas de tal magnitud.

La página oficial de FRENAAA, nos dice que: “es un movimiento ciudadano y pacífico, que busca hacer dimitir al presidente Andrés Manuel López Obrador usando herramientas jurídicas, de presión social y de medios”. Está integrado por 67 miembros que se declaran apartidistas y aseguran que nadie los patrocina. El Frente Nacional Anti-AMLO indica que opera a través de un Consejo Rector: ciudadanos sin ambición política que en forma colegiada deciden la estrategia.

FRENAAA es liderado por el empresario Pedro Luis Martín Bringas quien, hasta fines de mayo, era miembro del Consejo de Administración de Soriana. En ese grupo también se encuentra Gilberto Lozano, quien fue miembro del Consejo de Administración de FEMSA y fundador del Consejo Nacional Ciudadano. También participan los periodistas Pedro Ferriz de Con, su hijo Pedro Ferris Hijar y Rafael Loret de Mola.

En la estructura organizacional de FRENAAA aparecen varias comisiones y encargos. Por ejemplo, “Comisión de cultura ciudadana”; “Comisión de vinculación internacional”; “Comisión de comunicación”, etcétera. Sobresale un inquietante encargo ejecutivo denominado: “Comisión de vinculación militar” a cargo del grupo Tlaxcala. No existen datos oficiales de quienes integran esta comisión. No dudaría que los vínculos o asesoría militar sean con militares con el perfil del general Carlos Gaytán Ochoa; aquel que fue nombrado (16/09/2010) por Felipe Calderón subsecretario de la defensa nacional. Gaytán, retirado del servicio activo, en un desayuno (22/10/2019) que encabezó el secretario de la defensa nacional general Luis Crescencio Sandoval dijo que en la administración de López Obrador: “Nos sentimos agraviados como mexicanos y ofendidos como soldados (…) Actualmente vivimos en una sociedad polarizada políticamente, porque la ideología dominante, que no mayoritaria, se sustenta en corrientes pretendidamente de izquierda, que acumularon durante años un gran resentimiento (…) Ello nos inquieta, nos ofende eventualmente, pero sobre todo nos preocupa, toda vez que cada uno de los aquí presentes, fuimos formados con valores axiológicos sólidos, que chocan con las formas con que hoy se conduce al país.” Veladamente dijo —en ese importante foro— que un sector de las fuerzas armadas está dispuesta a enmendarle la plana al gobierno actual ¿Golpe de estado? ¿FRENAAA es un movimiento ciudadano y pacífico?  

Otro perturbador sector de FRENAAA es la “Comisión de vinculación religiosa” coordinada por Juan Bosco Abascal. Él es uno de los 11 hermanos de Carlos María Abascal Carranza (+2/12/2008) secretario de gobernación con Vicente Fox y desde 2009 candidato a ser beatificado por la iglesia católica. Juan Bosco es más que conservador —algunos estudiosos de la familia Abascal— dicen que tiene lazos de identificación con el fascismo. El personaje se distingue por ser fanático, intolerante, inflexible y violento. El pensamiento del señor Abascal está anclado en la edad media. Para él únicamente existen dos tipos de personas: los buenos y los malos; los que siguen a Dios y los que comulgan con el diablo. Por supuesto que él y los miembros de FRENAAA son adeptos a Dios y los de MORENA cumplen los designios de Satán. ¿Exagerado? ¿No creen lo que acaban de leer?

El historiador y articulista José M. Murià publicó en La Jornada (29/08/2020), un panfleto de FRENAAA, en que se lee lo siguiente: “Sabemos que el Presidente pertenece a la logia masónica luciferina, la cual rinde culto a Satanás… Sabemos que ha mandado a todas las dependencias de gobierno a hacer un ritual masónico… todos los días a las 12… y muchas otras acciones que van en contra de nuestra fe… Creo que Dios y Nuestra Madre son los únicos que pueden echar al demonio de nuestra patria”. No tengo la menor duda que ese escrito haya sido ideado y difundido desde la “Comisión de vinculación religiosa” a cargo de Juan Bosco Abascal. El autor del escrito tiene —por decir lo menos— una mente delirante y un espíritu trastornado ¿Esas son las “herramientas jurídicas” que usa FRENAAA para hacer que dimita López Obrador? ¡De esa medida y calaña son los enemigos del presidente!

Los únicos demonios que percibo a mí alrededor son los que borbotean en las mentes de los dirigentes de FRENAAA. A muchos de ellos, les urge un psiquiatra y un exorcista.

 alfredopoblete@hotmail.com

 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Flor y Canto

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Soberanía popular

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Agua Electropura "Xallapan

Alef.mx