Opinión

Xalapa, Ver., Año X No. 608

   

Semana anterior

  Contacto

 

 

Bocadillos 

Rolando Bello Paredes*   

Curiosidades de la política mexicana

En el oficialista Morena, todos cantan en coro: “La vida es una tómbola, tom-tom tómbola / La vida es una tómbola, tom-tom tómbola / De luz y de color / De luz y de color”. Y modifican un poquito la letra de la canción, que interpretó exitosamente Johnny Laboriel, en la época de oro del rock and Roll en México: “Y todos en la tómbola, tom-tom tómbola / Y todos en la tómbola, tom-tom tómbola / Encuentran “una diputación”. 

Ciertamente, no se sabe si los morenistas la han cantado, moviéndose al ritmo de Laboriel. El portal de Proceso (14 abril 2021) publicó una nota jocosa, por el curioso método que utilizó Morena para designar a sus “candidatos a diputados plurinominales en los 10 primeros lugares de las cinco circunscripciones en que se divide el país, en los que debieron incluirse candidatos con ascendencia indígena, afromexicana o con discapacidad”.

La “tómbola”, explica Wikipedia es un “juego de feria consistente en poseer todos los números en un cartón o papeleta previamente repartido que el dependiente, o feriante va cantando, a modo de bingo. Después si resulta que posee todos los números en su papeleta, se recompensa al jugador con un  regalo o premio, que suele ir, dependiendo del número de acumulaciones de puntos, desde peluches a objetos del hogar, pasando por bicicletas, pequeños electrodomésticos y juguetes varios”.

Morena, el partido del presidente de la República, no repartió ositos de peluche, sino candidaturas a diputados federales. Es probable que al ritmo de la popular melodía.

El caso es que de acuerdo con la información periodística, la “Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó a la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena atender impugnaciones a las “tómbolas” realizadas por ese partido para designar candidatos a diputados plurinominales en todo el país”.

Y lógico, no todos ganaron en la tómbola, y se molestaron y quejaron. 

El tribunal sentenció: “La Comisión violentó el derecho de audiencia de los impugnantes, al desechar las demandas sin analizar las quejas de fondo ni resolverlas, por lo que de manera unánime emplazaron a la CNHJ a dar entrada a las impugnaciones y resolver”.

Algunos morenistas calificaron el “proceso de selección” como “Dedocracia”, “injusta”, “imposición”, “desastre” (Expansión Política, 31 marzo 2021). 

En el Estatuto de Morena dispone que “en la selección de candidatos de Morena, a cargos de representación popular, tanto en el ámbito federal como en el local, se realizará en todos los casos”, sobre determinadas bases y principios partidarios.

En la parte conducente de sus métodos, Morena ordena que “la decisión final de las candidaturas de Morena resultará de la utilización armónica de los métodos de elección, insaculación y encuesta”.

No señala expresamente el método de “tómbola”.

Las “tómbolas” morenistas ¿se habrán inspirado en la denominada “no-rifa” del avión presidencial? Es posible, dadas las curiosidades de la política mexicana.

Es dable también que el método de la “tómbola” sea parte relevante y trascendente, aún no revelada por el poder, de la cuarta transformación nacional, del “cambio verdadero” que postulan los morenistas.

En Yucatán, la dirigencia de Morena y un grupo de militantes se inconformó con la selección de la candidatura a la alcaldía de Mérida de la exSenadora Verónica Camino Farjat, al grado de amenazar con el retiro de apoyo partidario a su abanderada, quien pasó rápido del PRI al PVEM y a Morena.

Otra duda: Verónica, ¿habrá bailado con la contagiosa música de “la vida es una tómbola? ¿Habrá sido en un baile privado? No hay rastros en Facebook ni en Instagram ni en TikTok.

Sin embargo, la suerte le correspondió a la tizimileña. Se sacó la “tómbola” y dejó atrás a otros morenistas que pretendían ocupar el Palacio Municipal de Mérida.

Lo que sigue es la nueva decisión de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, a partir de lo instruido por el tribunal electoral federal: ¿Una nueva “tómbola”? ¿Asamblea a mano alzada? ¿Utilización de un “call center”?

Para dar un poco de certidumbre en los morenistas, esta columna sugiere otros democráticos “métodos” de elección de sus candidatos a diputados de representación proporcional, o sea los afamados “pluris”.

Por ejemplo, y sin que se exhaustiva la lista:

1. La Víbora de la mar

“Consiste en pasar por debajo de un arco formado por dos participantes mientras se canta una canción. Cuando la canción termina, quien se encuentre bajo del arco será eliminado”.

2. El jarabe tapatío, muy mexicano

“Los suspirantes juegan a este juego para poder participar de la música y el baile tradicionales. Para jugar, se forma un corro agarrados de las manos, se pone música mexicana y los niños se tienen que mover en dirección de las agujas del reloj mientras levantan los brazos. Entonces se dice el nombre de un niño, que tiene que ir al centro del círculo y bailar”. 

El que baile mejor será designado “pluri”.

3. Kimbomba

Bueno, mejor este no, porque podría molestarse un exgobernador de Yucatán, quien en algún momento de su vida fue campeón de “kimbomba”.

4. La gallinita ciega

“Uno de los jugadores es vendado para que no pueda ver. Se le dan varias vueltas a la derecha y a la izquierda para confundirlo y marearlo. A tientas, tiene que atrapar a alguno de los otros jugadores. El jugador que es atrapado será la nueva gallinita ciega”. 

En el caso morenista, será el “pluri”. 

5. Ponle la cola al burro

“Es un juego típico de las fiestas en las que se coloca un dibujo de un burro al que le falta la cola. Por turnos, los participantes con los ojos vendados procurarán poner la cola al burro en el lugar más preciso posible, ganará quien haya colocado la cola más cerca del sitio correcto”, y obtendrá la diputación pluri”.

6. Serpientes y escaleras

“Originalmente, este juego tenía una carga moral y ética, pues las escaleras representaban una recompensa a las virtudes de cada persona, mientras que las serpientes eran un símbolo de los pecados. Hoy en día es un juego más que podemos hacer en familia para pasar un gran momento”.

Aquí los morenistas deberán tener a la mano su “Guía Ética para la Transformación de México”, necesaria par poder participar en la selección de los “pluris”. 

7. Perinola

“La perinola es un trompo con caras planas, las cuales tienen una serie de órdenes que los jugadores deberán acatar, puedes jugar con monedas o si prefieres no perder dinero, con frijoles o canicas. La idea es hacer girar la perinola y seguir la indicación grabada en la cara que quede mirando hacia arriba, estas indicaciones pueden ser: Toma todo, toma uno, toma dos, pon uno, pon dos o todos ponen”.

No sé si sea aplicable para seleccionar a algún “pluri” morenista, pero mientras se decide el futuro de alguno de ellos en la siguiente legislatura federal, se podrán divertir sanamente un buen rato.

Así se concluye por hoy esta columna. Contagiado por los morenistas, su redactor tiene que ir, inspirado en la canción del inmortal Daniel Santos, a jugar a “la cocina con la hija de la vecina, al gallo y a la gallina”.

 Mérida, Yuc, 16 de abril de 2021

*Editorialista, Portal Informe Fracto

*Editorialista, Grupo SIPSE Peninsular
rolandobelloparedes@gmail.com

 

 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Agua Electropura "Xallapan

Alef.mx