Opinión

Xalapa, Ver., Año X No. 609

   

Semana anterior

  Contacto

 

 

Bocadillos 

Rolando Bello Paredes*   

¿Secretario de Educación?

El gobernador de Yucatán podría ser mejor secretario de Educación que la actual titular del ramo, ya que tiene, al parecer, una mejor y actualizada información estadística de los trabajadores de la educación en la entidad. Detalló el asunto al comunicar el proceso de vacunación a ese grupo de trabajadores y el eventual retorno a las aulas (EstamosAquí.mx, 16 abril 2021).

La Secretaría de Educación estatal (Segey) en dos momentos distintos señaló que habían 37,600 y luego que no, que eran 29,201 (ver “Puja ejecutiva”, en EstamosAquí.mx, 15 abril 2021).

El gobernador “corrigió la plana”, como se dice, a la Segey. Resulta que hay un total de 67,455 trabajadores de la educación: 38,357 del sistema público, y 29,098 del particular.

Todos, enfatizó el Ejecutivo, serán vacunados en la decena del 19 al 28 de mayo próximo.  

Retorno a las aulas

El gobernador señaló que “no será obligatorio y no será un regreso a clases normal”, y puntualizó que habría “diferentes horarios o diferentes capacidades en los salones”. La tarea estará a cargo de la Segey, a no ser que el gobernador decida asumir las funciones de la dependencia educativa, ya que lo hace mejor que la titular de ésta, salvo prueba en contrario. 

Las Secretarías de Salud, federal y estatal, coinciden en que una vez vacunados los trabajadores de la educación de Yucatán, “las escuelas se reabrirán a mediados de junio”. La Segey ha dicho que “no será posible en lo que resta de este ciclo escolar 2020-2021”.

Habría que valorar la sugerencia de las dependencias de salud, toda vez que el actual ciclo lectivo concluirá el 9 de julio. Tal vez sería analizable qué se lograría hacer en esas tres últimas semanas del ciclo escolar, o sería mejor esperar el siguiente en agosto venidero, como ha planteado el gobernador del estado (EstamosAquí.mx, 10 abril 2021).

El SNTE, sección 33 de Yucatán, prevé un “regreso paulatino a las clases en agosto”, vacunados los maestros y que el semáforo esté en verde (Verónica Martínez, “Viene vacunas a maestros, revisión de escuelas, para regreso a clases”, en EstamosAquí.mx, 19 abril 2021).

La Asociación Mexicana de Escuelas Particulares de Yucatán también prefiere volver a las aulas hasta agosto (La Jornada Maya, 20 abril 2021).

Lo urgente

Lo indispensable es revisar las condiciones físicas de las instalaciones escolares, en especial si disponen de agua potable, sanitarios y energía eléctrica, para reanudar las actividades educativas.

En esta ocasión, el gobernador no informó nada del asunto. Tampoco lo ha hecho la Segey. 

Hace falta ya el diagnóstico público de la situación de la infraestructura educativa en la entidad, y en consecuencia llevar a la práctica un programa emergente de mantenimiento, rehabilitación, desinfección y construcción de los espacios escolares, para que estén en óptimas condiciones para recibir a los alumnos y a los profesores.

Según la Segey, en la entidad, al inicio del ciclo escolar 2020-2021, existía un total de 3,270 escuelas públicas de educación básica: 1,223 en preescolar; 1,390 en primaria, 657 en secundaria.

El total de alumnos registrados ascendió a 416,435: en preescolar, 80,299; en primaria, 228,631; y en secundaria, 107,505.

Antes de la pandemia, en 2019, el Ejecutivo anunció que destinaría más de 120 millones de pesos, para “ampliar y reforzar” la infraestructura escolar de la entidad. No encontré otro anuncio más reciente, solo que en febrero último, se construirían en Ciudad Caucel, tres preescolares y una primaria. 

En la inauguración de una primaria en Tizimín, también en febrero, el secretario de Obras Públicas dijo que contaba con más de 20 millones de pesos, para la “edificación y ampliación de nuevos espacios educativos, así como en labores de mantenimiento que consisten en la reparación de las instalaciones eléctricas y sanitarias e impermeabilización, entre otras acciones”. 

En este rubro, de los dos principales partidos políticos del estado, el PAN y el PRI, solo el segundo abordó el tema en su plataforma electoral 2020-2021, en los siguientes términos:

- “Establecer un mecanismo permanente de rehabilitación, mejoramiento y mantenimiento de planteles educativos. En coordinación con maestras y maestros, así como padres y madres de familia, identificaremos las principales necesidades de mejoramiento de infraestructura educativa en nuestros municipios y canalizaremos recursos para lograr que las escuelas sean entornos de aprendizaje seguros, no violentos, inclusivos y eficaces para todos y todas”.

El PAN no lo incluyó en sus propuestas partidarias registradas ante la autoridad electoral yucateca.

La Escuela es Nuestra

La Segey aún no informa del ejercicio de los recursos federales del programa “La Escuela es Nuestra”, en la entidad.

En una nota periodística de Expansión Política (21 abril 2021), se informó, con datos de la Secretaría de Educación Pública, que al 31 de enero último, se ha gastado en Yucatán, la cantidad de 118 millones 650 mil pesos.

Este dato es una cortesía para que la Segey tome nota del asunto. 

Carta

No, la Secretaria de Educación Pública no cantó como Pedro infante, “Cuando recibas esta carta sin razón / Eufemia / Ya sabrás que entre nosotros todo terminó…”. 

Ella se limitó a decir que “no será obligatorio regresar a clases presenciales sin embargo adelantó que quienes decidan llevar a sus hijos a las escuelas cuando termine la vacunación de maestros tendrán que firmar una carta compromiso”. La tendrán que “firmar los padres de familia donde ellos están autorizando precisamente el que puedan asistir sus pequeños” (La Crónica, 17 abril 2021). 

Campeche

Campeche es el primer estado de la República en regresar a las aulas. Un total de 5 mil 972 alumnos en 137 escuelas de educación básica lo hicieron el pasado lunes 19,. Acordaron que sean “cuatro niños por salón” (Por Esto! 19 abril 2021). La Jornada Maya (19 abril 2021) informó que serían ocho alumnos en un aula”.

30 alumnos por aula

En Yucatán, la Ley de Educación dispone que la autoridad educativa debe “garantizar y vigilar que el número de alumnos en los grupos de nivel básico y media superior por aula escolar, sea máximo de treinta”. Esto es, en condiciones de actividad normal de labores educativas. Pero, ahora se está en un caso de excepción, por la crisis sanitaria del Covid-19.

La Segey tampoco ha informado si se sujetará a esta disposición legal o, como en Campeche, disminuirá el número de alumnos en las aulas, como medida extraordinaria para el retorno seguro y confiable a las escuelas. 

Educación Superior

La Ley General de Educación Superior, en vigor desde el pasado miércoles 21, tiene por objeto, entre otros, “establecer las bases para dar cumplimiento a la obligación del Estado de garantizar el ejercicio del derecho a la educación superior”.

Para efectos de dicha norma jurídica define la “gratuidad”, como “las acciones que promueva el Estado para eliminar progresivamente los cobros de las instituciones públicas de educación superior a estudiantes por conceptos de inscripción, reinscripción y cuotas escolares ordinarias, en los programas educativos de técnico superior universitario, licenciatura y posgrado, así como para fortalecer la situación financiera de las mismas, ante la disminución de ingresos que se observe derivado de la implementación de la gratuidad”.

En un artículo transitorio, la ley educativa dispone que “la gratuidad de la educación superior se implementará de manera progresiva en función de la suficiencia presupuestal, a partir del ciclo 2022-2023”. 

Analogía

La fracción VIII del artículo 3 de la Constitución mexicana prevé la autonomía de las universidades e instituciones de educación superior. 

En relación con esa disposición, la Ley General de Educación Superior ordena lo siguiente:

- “Ningún acto legislativo podrá contravenir lo establecido en la fracción VII del artículo 3o. constitucional”.

Por analogía, la finalidad de esta disposición legal podría servir para que los diputados federales rechacen el artículo transitorio del decreto de reforma al Poder Judicial de la Federación, que permitiría la reelección del actual presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Se trata, en el caso, de un acto legislativo que contraviene lo dispuesto por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, específicamente en su artículo 97, quinto párrafo:  

- “Cada cuatro años, el Pleno elegirá de entre sus miembros al Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el cual no podrá ser reelecto para el período inmediato posterior”. 

 Mérida, Yuc, 22 de abril de 2021

*Editorialista, Portal Informe Fracto

*Editorialista, Grupo SIPSE Peninsular
rolandobelloparedes@gmail.com

 

 

Blogosfera
 

Pulso crítico

Va Tuxpan

Noticias de Veracruz

Monero Hernández

Cuaderno de Saramago

La Historia del Día


Agua Electropura "Xallapan

Alef.mx